jueves, 16 de diciembre de 2010

Dos escalofríos sucesivos

Como a una nueva estética intenté atraparte y hacerte parte de mi cuerpo. Me soñaba enajenada junto a tus quietas y siempre extrañas palabras. Pero ya ves, la incansable repetición de lo mismo me multiplicó, me repitió, y me hizo quien soy.

Ha pasado el tiempo y no quiero ya imaginarme en qué lograste transformarte, espejo de palabras, hombre de a pedazos.

3 comentarios:

Regina dijo...

Feliz 2011! Ahora no tenemos excusa: el año que empieza está completamente en blanco, oído cocina?

Regi

Lucina dijo...

vaya que eres intenso..
un placer leerte.
Un abrazo

Miguel de la T.P. dijo...

UN HONOR EL PASAR`POR TU BLOG. DESDE JAEN UN ABRAZO