viernes, 29 de mayo de 2009

Descarne

Como cuando el mar se detiene
formando un extenso lago sin espuma.
Como cuando una nube quieta
mira la lluvia en que se transforma.
Como los ojos desorbitados de Icaro
que en la caída quieren mirar al sol.
Como una primavera sin colores
en el año del inmutable Otoño.
Como una gran hoguera de ruiseñores
que ya no emulan a Mozart.
Como un gran circo de payasos tristes
en las horas de la niñez.
Como una pachamama embebida de asfalto
que no ve raíces.
Como estos banales versos
que no pueden decir nada.

Así habré de imaginarlo,
así tal vez ha de sentirse,
como también estará en otras formas:
el pavor y la inolvidable y sangrante historia.






4 comentarios:

s u n . dijo...

qué bonito eh. pero qué verdaderamente bonito.



enhorabuena!

Lucina dijo...

Que agradable pasar por aquí,
y los versos de mar..

Un beso

Anónimo dijo...

Te has perdido desde mayo!! Que anda pasando??? No le aflojes, veo un gran depliegue de talento para ofrecer...

Un abrazo!

L. B. L.

Abdul Mohasuf Ravinovich dijo...

Perdí mi chiva, tu la has visto por acá? Extraño a mi chiva; no hace mucho que es mi amiga, mi consejera y mi apoyo en los momentos difíciles de mi vida. Por eso te pido que si viste mi chiva, me lo comuniques.

Mi chiva se llama Rolanda, es de color chiva. Le encanta que le canten "sal de ahí chivita, chivita, sal de ahí de ese lugar...". La extraño, de verdad, mucho.

Mi chiva Rolanda ya no es lo que era, pero es mi chiva. Si ves este mensaje Rola, quiero que sepas que te extraño y que te estoy buscando.


Muchas gracias por dejarme pasar mi aviso y te repito que si sabés de su paradero, me lo comuniques.


Que el sol te ilumine en tus días con el más bello calor.


Afectuosamente



El dueño de la casa.